Tres razones para enfriar después de entrenar

Las clases de acondicionamiento físico generalmente terminan con tres a cinco minutos de actividad de enfriamiento programada. En la mayoría de los casos, los enfriamientos incluyen movimientos de baja intensidad, así como una mezcla de estiramientos dinámicos y estáticos. Los instructores de fitness en grupo tienen el objetivo de guiar el cuerpo de los participantes a un estado estable y proporcionar un cierre físico y mental a la experiencia de la clase.

Desafortunadamente, muchos asistentes a las clases de acondicionamiento físico descartan el enfriamiento como una pérdida de tiempo. A medida que la música se hace más lenta, salen corriendo por la puerta o empiezan a empacar. Si bien puede parecer una buena idea cortar antes del enfriamiento para ahorrar tiempo y llegar a su próximo compromiso, aquí hay tres razones por las que esos últimos minutos de clase son importantes:

1. Te hace sentir mejor.

Durante un entrenamiento, el corazón está bombeando a un ritmo acelerado para alimentar los músculos de trabajo con sangre rica en oxígeno. Cuando el ejercicio se detiene abruptamente y los músculos de trabajo se ralentizan, la sangre puede acumularse, especialmente en las extremidades inferiores. El ritmo más lento de contracción muscular reduce el ritmo al que la sangre oxigenada regresa al corazón y al cerebro. Esta reducción temporal de oxígeno en la sangre puede causar mareos o vértigo. Un enfriamiento gradual ayuda al cuerpo a regresar a la homeostasis a un ritmo constante y disminuye el riesgo de sentirse enfermo.

De hecho, un buen enfriamiento dejará tu cuerpo relajado y refrescado. Los enfriamientos graduales, así como los calentamientos prolongados, son especialmente importantes para los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas de salud como las afecciones cardíacas o pulmonares. Estos individuos se benefician de tener más tiempo para adaptarse a una intensidad creciente o decreciente.

 

 

2. Aumenta tu flexibilidad.

Durante y después de un entrenamiento, la temperatura corporal se eleva. La sangre ha estado bombeando a los músculos de trabajo y el tejido blando está preparado para el trabajo de flexibilidad. Una mezcla de estiramientos dinámicos (en movimiento) y estáticos (manteniéndolos durante 15-30 segundos) puede mejorar la flexibilidad, lo que puede mejorar la calidad del movimiento, tanto durante el ejercicio como durante las actividades que realiza como parte de su vida diaria. Vale la pena notar que el estiramiento después de un entrenamiento no previene específicamente el dolor.

Sin embargo, el estiramiento se siente realmente bien después de una sesión de ejercicio duro y puede ayudar con la prevención de lesiones. Los estiramientos para los principales grupos musculares se recomiendan para mejorar la flexibilidad y ayudar en la fatiga o el estrés relacionados con la postura.

3. Te da tiempo para celebrar y reflexionar.

El final de un entrenamiento es el momento perfecto para reflexionar sobre los beneficios mentales y emocionales del ejercicio. Es tu tiempo para reconocer el tiempo y el esfuerzo que se necesita para venir a clase y participar en un entrenamiento desafiante. La reflexión sobre los logros personales puede ayudar mucho a generar confianza en sí mismo y a crear una motivación intrínseca para futuros entrenamientos. El enfriamiento también es un buen momento para hacer un balance de cómo se siente. Es posible que notes que te sientes más enérgico y enfocado para establecer metas para el resto del día.

Idealmente, un enfriamiento es parte de cada entrenamiento. Aunque esto no siempre sea realista, es importante tener en cuenta que cuanto más intenso sea el entrenamiento, más importante será el enfriamiento. Trata de hacer que el enfriamiento sea aproximadamente el 10% del tiempo total de tu entrenamiento.

Un buen enfriamiento incluye una variación de menor intensidad del trabajo realizado, así como estiramientos para los principales grupos musculares, como las caderas, los hombros, el pecho y la espalda. Afortunadamente, los instructores de fitness en grupo generalmente incluyen un enfriamiento equilibrado como parte de cada experiencia de clase, así que quédate durante los últimos cinco minutos de clase para sentirte mejor, mejorar la flexibilidad y celebrar un trabajo bien hecho. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

¬ŅTodav√≠a no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 361 vídeos desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

T√ļ eliges la duraci√≥n, intensidad y dificultad.

PROBAR GRATIS

¬ŅQu√© te vas a encontrar dentro?

Vídeos de Baile Fitness
Vídeos de Pilates
Vídeos de Step
Vídeos de Total Body
Vídeos de alimentacion
Clases de baile

Ponte en forma a tu ritmo y desde casa

PROBAR GRATIS