Lo mejor que puedes hacer después de un entrenamiento

Lo más importante que puedes hacer después de un entrenamiento es reponer fuerzas. Desde un punto de vista fisiológico, tu cuerpo acaba de sufrir un ataque de estrés fisiológico. Después de una sesión de entrenamiento con pesas, sus músculos están en un estado catabólico, lo que significa que se está produciendo una descomposición de las proteínas musculares. Después de una sesión de cardio o de entrenamiento con pesas, tu cuerpo también ha agotado sus reservas de glucógeno, que son la fuente clave de energía del cuerpo durante el ejercicio.

Al hacer un esfuerzo para reabastecerse rápidamente después de un entrenamiento, puedes maximizar la capacidad de tu cuerpo para construir masa muscular magra, prevenir la descomposición muscular y restaurar las reservas de energía de la célula. El tiempo ideal para reabastecerse de combustible es de hasta 30 minutos después de un entrenamiento. Estos 30 minutos, a veces denominados "ventana anabólica", optimizan el uso de combustible del cuerpo.

 

Aunque la investigación aún no ha reducido este plazo a un minuto exacto, es mejor pensar en su ventana como un seguro. Es fácil distraerse después de un entrenamiento, pero si pasas horas sin comer, pierdes la oportunidad de prevenir la descomposición muscular y mejorar la síntesis de proteínas musculares. Por lo tanto, si haces que sea una prioridad consumir algo dentro de los 30 minutos de completar su sesión de ejercicio, puedes evitar el riesgo de perder todos los beneficios de tu sesión de entrenamiento.

Se necesita un poco de esfuerzo y planificación para optimizar el entrenamiento a través de la carga de combustible, pero vale la pena. Después de todo, el reabastecimiento de combustible ayuda al cuerpo a recuperarse, lo que hará que sus entrenamientos posteriores sean mucho más efectivos. Las recomendaciones para el consumo después del entrenamiento incluyen una proporción de carbohidratos a proteínas de 3:1 o 4:1. Esencialmente, para optimizar la síntesis de proteínas y restaurar el glucógeno, estas proporciones parecen funcionar.

Para que tu consumo después del entrenamiento sea práctico, piensa en llevar tu batido o comida al gimnasio o a cualquier lugar donde estés entrenando. La proteína de suero es una gran opción de proteína post-entrenamiento, ya que se digiere rápidamente y puede entrar en las células de sus músculos rápidamente. Al tenerlo en tu bolsa de gimnasia, puedes estar seguro de optimizar tu entrenamiento y evitar preocuparte de cuándo puedes tener acceso a los alimentos.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 171 sesiones y 29 clases desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad, dificultad y estilo de baile.

Ponte en forma y aprende a tu ritmo todos los estilos de baile

PROBAR GRATIS