8 maneras de añadir más movimiento a lo largo del día

La modernización puede ser tanto una bendición como una maldición. Todo, desde la fábrica moderna hasta el hogar, ha sido actualizado con máquinas o electrodomésticos fáciles de usar, haciendo la vida más fácil en muchos sentidos, pero hay un inconveniente. La tecnología tiende a reducir nuestras oportunidades de estar físicamente activos durante todo el día, lo que ha llevado a un aumento generalizado de peso y a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

La actividad física regular juega un papel importante en el mantenimiento de un peso corporal saludable y en la promoción de la buena salud. Cuanto más nos movemos, más músculos usamos y más calorías quemamos. Por el contrario, sentarse crea una serie de resultados negativos para la salud y, si somos sedentarios durante un largo período de tiempo, podría afectar nuestra salud.

 

 

Es importante tener en cuenta que incluso pequeñas cantidades de actividad física pueden proporcionar beneficios positivos para la salud. Aunque el ejercicio regular es la mejor manera de recibir los beneficios de la actividad física que promueven la salud, a menudo puede ser un desafío hacer tiempo para un entrenamiento prolongado.

Si no puedes ir al gimnasio o correr por tu sendero favorito, no te desesperes. Los períodos breves de actividad física a lo largo del día pueden proporcionar numerosos beneficios para la salud.

Aquí hay ocho ideas para aumentar la oportunidad de moverse a lo largo del día.

1. Haz de la actividad física parte de tu trayecto diario al trabajo. Es cierto que esto puede no ser posible en todas las comunidades, pero varios gobiernos estatales y locales han estado agregando carriles para bicicletas y senderos multiuso en un esfuerzo por promover el uso de la bicicleta y la caminata como medios viables de transporte. Aunque puedes tardar un poco más de tiempo y requerir algo de planificación, caminar o andar en bicicleta para ir al trabajo te ayuda a quemar calorías, mientras que los que están atascados en el tráfico están quemando euros en forma de combustible desperdiciada. 

2. Realiza tus recados caminando o en bicicleta siempre que sea posible. Piensa en los recados que haces o en las tiendas que visitas regularmente. ¿Cuántos de ellos están relativamente cerca (dentro de 2 a 3 km) de tu casa? Muchas personas están invirtiendo en bicicletas de carga para poder hacer recados como dejar a los niños o recoger la compra. Invertir en una bicicleta de carga o en un carro utilitario te permite dejar el coche en casa y hacer tu dosis diaria de ejercicio, todo mientras haces tus recados.

 

3. Usa un escritorio de pie en el trabajo o haz tiempo para descansos frecuentes durante todo el día. Muchas empresas están empezando a comprender las consecuencias negativas para la salud de sentarse durante demasiado tiempo y están invirtiendo en escritorios de pie para sus empleados, lo que les permite ser más activos al trabajar de pie. Estar de pie utiliza más músculos que sentarse, por lo que estar de pie puede ayudar a quemar calorías adicionales. Si no es posible usar un escritorio de pie, toma descansos frecuentes al estar de pie para realizar tareas como hacer llamadas telefónicas, escribir un texto o revisar tu correo electrónico en un dispositivo móvil.

4. No uses tu descanso para tomar café simplemente. Si es posible, camina a una cafetería a una o dos calles de distancia. Invita a uno o dos colegas para que puedas tener una conversación relacionada con el trabajo durante el viaje. Además, si van varias personas, no destacará como alguien que está tratando de dejar de hacer su trabajo.

5. Por las escaleras. A medida que más organizaciones tratan de reducir los costos de la atención médica mediante la promoción de la actividad física en el trabajo, están comenzando a permitir que los empleados usen las escaleras que antes estaban reservadas sólo para emergencias. Si te das cuenta de que estás perdiendo el tiempo esperando los ascensores, pregunta al gerente de tu oficina o edificio si es posible tener acceso a las escaleras.

6. Estaciona lejos de tu destino. Estacionar lejos del frente de la tienda tiene dos beneficios: Obtienes más actividad al caminar a través del estacionamiento hacia su destino y es más fácil salir cuando está estacionado más cerca de la salida, lo cual es una ventaja cuando las tiendas están ocupadas.

7. Manténte activo. ¿Cuántas veces has ido a un parque y has visto a padres sentados en un banco encorvados sobre su teléfono mientras sus hijos están sudando en el patio de recreo? Si no hay mucha gente, sube a los juguetes con tus hijos. Si tienes un hijo en una práctica deportiva, no te sientes y observes, camina por el campo de juego o a lo largo de las líneas de banda.

8. Haz las tareas. No, no son divertidas, pero las tareas como limpiar la cocina, llevar  la basura, cortar el césped o recoger la ropa son todas oportunidades para estar más activos físicamente.

Cualquier cosa que haga que aumente la necesidad de oxígeno en tu cuerpo puede ayudarte a añadir actividad física a su día. Puede que no parezca que subir por las escaleras o estacionar lejos haría una gran diferencia, pero añadir pequeños episodios de actividad física a su día puede ayudarle a quemar calorías adicionales y mejorar su salud:)

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 256 vídeos desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad y dificultad.

Ponte en forma a tu ritmo y desde casa

PROBAR GRATIS