No dejes que el calor te impida sudar: 5 maneras de hacer ejercicio con seguridad con calor

El verano está a la vuelta de la esquina, lo que significa que podemos salir y disfrutar de muchas actividades al aire libre. Ya sea que estés montando en bicicleta, nadando o corriendo, practicando deportes o simplemente dando largos paseos después de la cena, el verano es un buen momento para revivir tu programa de acondicionamiento físico o cambiarlo para mantener las cosas frescas, atractivas y agradables.

Por supuesto, el calor del verano trae consigo un mayor riesgo de calambres por calor, agotamiento por calor y golpe de calor, por lo que se justifica una medida de precaución. Para prevenir el estrés por el calor y disfrutar de la actividad al aire libre durante todo el verano, implementa las siguientes prácticas:

  • Protector solar: Las quemaduras solares no sólo son dañinas para la piel y aumentan el riesgo de cáncer de piel, sino que también pueden hacer que el movimiento sea doloroso. En lugar de ponerte en riesgo, asegúrate de ponerte protector solar antes de salir al aire libre. Para crear un hábito, deja una botella de protector solar resistente al agua cerca de la puerta principal, de modo que cuando te dirijas hacia afuera, esté justo ahí. Asegúrete de volver a aplicar cada pocas horas si tienes la intención de estar al sol por un tiempo.
  • Agua: Estar hidratado es una buena manera de asegurarse de que estás listo para hacer ejercicio con el calor. La deshidratación puede conducir al agotamiento por calor, así como a una disminución del rendimiento. La persona promedio típicamente pierde alrededor de 2.5 litros (84.5 onzas) de líquido por día, una cantidad que no explica el ejercicio o estar en el calor. Para tener una idea de cuánto líquido se pierde mientras se hace ejercicio en el calor, pésese antes y después de una sesión de entrenamiento; esto debe proporcionar una estimación de cuánto líquido se pierde. Otra forma segura de mantenerse hidratado durante el ejercicio en el calor es consumir 250 ml cada 15 minutos más o menos. Por último, una forma sencilla de evaluar su hidratación es realizar el "test de orina". Cuando orines, evalúa el color de su orina: cuanto más transparente, más hidratado estará, y cuanto más oscuro, más deshidratado estará.
  • Tranquilízate con eso: Hacer ejercicio en el calor toma tiempo para aclimatarse. Ten en cuenta la temperatura, la humedad y la hora del día cuando entrene en los meses más cálidos. A medida que la temperatura y la humedad aumentan, reduce un poco la escala de tu ejercicio al aire libre y permítate hasta dos semanas para acostumbrarse a entrenar con el calor. Evita entrenar en el medio del día cuando los rayos del sol están en su mayor intensidad.
  • Vestimenta: Asegúrete de vestirte apropiadamente. Las prendas de vestir de colores claros y livianas son ideales, y si puedes usar ropa de rendimiento o de ajuste en seco, házlo. Los colores más oscuros tienden a atraer al sol, así que evite usarlos.
  • Herramientas: Las herramientas para controlar el calor incluyen combustible, gafas de sol y sombreros. Asegúrete de alimentar adecuadamente tu cuerpo antes de hacer ejercicio con el calor para prevenir mareos y náuseas, que pueden ser exacerbadas por el calor. Tener un pedazo de fruta o una barra energética a la mano es una buena idea, en caso de que empieces a sentirte mareado o mareado. Las gafas de sol y los sombreros son grandes protectores adicionales del sol.

 

El verano es un buen momento para aumentar la actividad física y el ejercicio. Sin embargo, antes de salir, asegúrese de preparate primero, para que pueda estar seguro bajo el sol.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 171 sesiones y 31 clases desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad, dificultad y estilo de baile.

Ponte en forma y aprende a tu ritmo todos los estilos de baile

PROBAR GRATIS