Niños y Deportes. Mejor practicar más de uno

Los deportes pueden beneficiar a los niños de muchas maneras, desde ponerse en forma físicamente y desarrollar habilidades atléticas hasta crear confianza y hacer nuevos amigos. Sobresalir en un deporte favorito no sólo es divertido y desafiante, sino que también puede conducir a competencias de alto nivel o becas atléticas.

Sin embargo, centrarse exclusivamente en un solo deporte como el fútbol puede tener consecuencias negativas. Muchos médicos y expertos en medicina deportiva creen que especializarse en un deporte puede poner a los jóvenes atletas en riesgo tanto de lesiones físicas como de desgaste emocional.

Aunque el trauma es ciertamente una consideración, especialmente en los deportes de contacto, la mayor preocupación es la lesión por uso excesivo. Al practicar un solo deporte, los atletas utilizan continuamente los mismos músculos una y otra vez. No sólo esos músculos están siendo potencialmente sobrecargados, sino que los músculos circundantes que ayudan a sostener los ligamentos y las articulaciones y los huesos no se están utilizando lo suficiente.

No te precipites en la especialización

Recientemente, la Academia Americana de Pediatría recomendó que los atletas jóvenes minimicen los riesgos asociados con la especialización esperando hasta los 15 ó 16 años para concentrarse en un deporte específico. La Sociedad Estadounidense de Ortopedia para la Medicina Deportiva también declaró que especializarse a una edad temprana no ofrece ningún beneficio en la mayoría de los deportes.

El año pasado, un estudio publicado en The American Journal of Sports Medicine sugirió que los atletas de secundaria que practicaban un solo deporte podrían tener un riesgo 50 por ciento mayor de lesión; las lesiones más comunes incluían esguinces de tobillo, tendinitis de rodilla y fracturas por estrés. Los estudiantes eran considerados "altamente especializados" si habían abandonado un deporte para centrarse en otro, si consideraban que el deporte elegido era más importante que otros y si se entrenaban para su deporte más de ocho meses al año.

Prueba diferentes deportes y no olvides el tiempo libre

Se aconseja a los atletas jóvenes que practiquen una variedad de deportes para evitar sobrecargar ciertos músculos y articulaciones, añadir equilibrio a sus entrenamientos y evitar el agotamiento que a menudo viene con un enfoque intenso en una sola actividad. Los niños que participan en deportes de equipo podrían beneficiarse física y mentalmente de practicar deportes individuales como la natación o las artes marciales, y viceversa.

Es posible que los padres e incluso los propios niños no reconozcan señales sutiles de lesión o uso excesivo hasta que se haya hecho el daño, o hasta que quieran jugar a través de sus lesiones. Pero ignorar las señales de alerta temprana puede tener consecuencias a largo plazo.

Si te duele, tu cuerpo te está diciendo algo. Descansar ahora puede ayudar a prevenir tiempos de recuperación más largos o lesiones aún peores en el futuro. A veces, tomarse un tiempo libre para recuperarse puede hacer que vuelvas a jugar al 100 por ciento antes.

Una buena regla empírica para el entrenamiento es aumentar la intensidad, la duración o la frecuencia de la actividad en no más de un 10% de una semana a otra. Además, los atletas jóvenes que se especializan deben asegurarse de hacer algún tipo de entrenamiento cruzado para trabajar diferentes músculos y dar descanso a los demás. Finalmente, tome por lo menos un día de descanso a la semana para recuperarse, una guía inteligente tanto para adultos como para niños.

 

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 269 vídeos desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad y dificultad.

Ponte en forma a tu ritmo y desde casa

PROBAR GRATIS