Lo que necesitas saber antes de competir: Parte 2

Figure competitionParticipar en competiciones de musculación o culturismo puede ser una experiencia increíble, pero hay cosas que debes saber antes de sumergirte de lleno. En la primera parte de esta serie se analizaron cuatro consideraciones importantes que te ayudarán a decidir si las competiciones son adecuadas para ti.

Este post ofrece cinco cosas más en las que pensar antes de comprometerse a competir:

Aprende las categorías: Con tu propio físico en mente, mira un programa para determinar en qué categoría quieres competir. Para las mujeres, unas categorías comunes son fisicoculturismo, físico, figura y bikini. Si eres muy musculosa, puedes inclinarte hacia la categoría física, mientras que si eres delgado pero tienes curvas, puedes ser más una chica de bikini. Para los hombres, las categorías suelen ser musculación y físico. Antes de decidirse, investiga un poco y mira qué es lo que mejor se adapta a su personalidad y figura.

Federate: Hay bastantes federaciones para elegir, cada una con sus propios costes, eventos disponibles, reglas y estándares de pruebas de drogas... Investiga cada una de ellas y mira qué opción se ajusta mejor a tus objetivos personales.

Encontrarte bien con las fluctuaciones de peso: Su actuación en el escenario es el resultado de ocho a 12 semanas de trabajo duro, dieta extrema pero segura, horas y horas de ejercicio, y posiblemente agotamiento de sodio y agua. Sin mencionar el bronceado, el aceite y las poses, todo lo cual te hace ver fenomenal en las fotos. Aún así, debes esperar volver a ganar peso después de un espectáculo. Primero, el nivel de dieta que la mayoría de los competidores no es sostenible durante todo el año. Incluso si usted tiene un entrenador que le ayude a hacer dieta y ejercicio de manera segura, usted todavía puede esperar aumentar de 5 a 10 libras dentro de unas pocas semanas después del show. Esto no sólo está bien, sino que también es necesario. Esos bajos niveles de grasa corporal no son recomendables todo el año, especialmente para las mujeres. En segundo lugar, no dejes que la balanza gobierne tu vida. Se convierte en un juego mental. Habla con tu entrenador acerca de un plan de alimentación después del espectáculo y de cómo volver a subir unas cuantas libras sin exagerar. Muchos competidores cometen el error de volver a su alimentación "normal" antes del espectáculo, en lugar de volver lentamente a su estilo de vida "normal".

No pierdas tu meta: Durante la preparación de la competición, concéntrate en ti. Es posible que escuches comentarios negativos de amigos o familiares acerca de su forma corporal cambiante, tu falta de tiempo, tu negativa a reunirse con ellos para la hora feliz, etc. Tu preparación es todo sobre ti y es importante que te mantengas positivo. El estrés puede tener un impacto negativo en tu preparación, así que opta por rodearte de gente positiva que entienda por lo que estás pasando, como otros competidores. También trata de avisar a tu familia y amigos para que sepan qué esperar. Quién sabe, tal vez hasta los inspires!

Hazlo por las razones correctas: Piensa que competir es inherentemente egoísta, ya que nadie se beneficia de ello excepto usted. No te pagan a menos que ganes un programa nacional y te hagas profesional, o que consigas milagrosamente trabajos de modelaje o patrocinadores, aunque definitivamente es posible. Más bien, obtienes la satisfacción y la gloria de alcanzar tus metas y mostrar tu impresionante físico en un escenario para que todos sus amigos y familiares lo vean. Ten en cuenta, sin embargo, que competir no es para todos. Se te juzga en base a su apariencia física, y su colocación variará de una exposición a otra, dependiendo de contra quién esté compitiendo.

Si eliges competir, hazlo con un 100 por ciento de compromiso, empuje y pasión y sabrás que no importa dónde te sitúes en el escenario, lo has hecho sin arrepentirte.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 171 sesiones y 29 clases desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad, dificultad y estilo de baile.

Ponte en forma y aprende a tu ritmo todos los estilos de baile

PROBAR GRATIS