Beneficios de las Flexiones Elevadas para los Músculos

Beneficios de las Flexiones Elevadas para los Músculos

Las flexiones elevadas son un ejercicio que consiste en elevar los pies para hacer flexiones, lo que puede añadir una dificultad extra a este movimiento que ya de por sí es exigente. Esta variación del ejercicio es una excelente manera de trabajar varios grupos musculares de forma intensa, con el beneficio adicional de que no requiere de equipamiento especial y puede hacerse en cualquier lugar. A continuación vamos a explorar los principales beneficios de las flexiones elevadas para los músculos.

En primer lugar, este tipo de ejercicio es ideal para trabajar los músculos de la parte superior del cuerpo, como son el pecho, los hombros, los brazos y el abdomen. Al elevar los pies, se añade resistencia adicional para estos grupos musculares, lo que supone un desafío para el cuerpo y puede ayudar a fortalecer y tonificar dichas áreas.

Otro beneficio de las flexiones elevadas es que pueden contribuir a aumentar la fuerza muscular. Al implicar múltiples grupos musculares, este ejercicio puede ayudar a desarrollar la resistencia de todo el cuerpo, no sólo de los músculos específicos involucrados en cada repetición.

Además, las flexiones elevadas pueden ser una herramienta útil para perder grasa y ganar músculo al mismo tiempo. Al hacer flexiones elevadas de forma consistente, los músculos se activan y trabajan para quemar calorías y grasa corporal, lo que puede resultar en una figura más tonificada y definida.

En resumen, las flexiones elevadas son un ejercicio fácil y efectivo que puede brindar muchos beneficios a los músculos, incluyendo un aumento de la fuerza, tonificación de todo el cuerpo y quemar grasa corporal. Al incorporar este ejercicio en tu rutina de entrenamiento, puedes obtener resultados visibles y mejorar tu condición física en poco tiempo.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness? Accede a 606 vídeos desde el primer momento, sin permanencia ni períodos mínimos, nuevo contenido cada semana, tú eliges la duración, intensidad y dificultad. Descubre nuestro gimnasio online.

¿Qué músculos se trabajan al hacer flexiones inclinadas?

Las flexiones inclinadas son una variante de las flexiones tradicionales en las que el cuerpo se eleva con una superficie elevada como una mesa, la encimera de una cocina o la barandilla de un parque.

Al realizar flexiones inclinadas, los músculos principales trabajados son los del tren superior del cuerpo, en particular los tríceps y los pectorales. Los tríceps son los músculos que se encuentran en la parte posterior del brazo y son responsables de la extensión del codo, mientras que los pectorales se encuentran en la parte frontal del pecho y son responsables de la rotación del brazo y la unión del hombro.

Además de los tríceps y los pectorales, los músculos del hombro, el deltoides y el trapecio también se ponen en actividad durante las flexiones inclinadas. El deltoides es el músculo que se extiende desde la clavícula hasta el húmero y es responsable de la elevación del brazo, mientras que el trapecio es el músculo que se extiende desde la base del cráneo hasta la columna vertebral y los húmeros y es responsable de la elevación, la abducción y la rotación de los omóplatos.

Por último, los músculos del núcleo, como los abdominales, los oblicuos y los erectores de la columna vertebral, también se benefician de las flexiones inclinadas, ya que se utilizan para mantener el cuerpo en una posición estable durante el movimiento.

En resumen, las flexiones inclinadas son un ejercicio versátil que desarrolla varios grupos musculares, incluyendo los tríceps, los pectorales, los deltoides, el trapecio y los músculos del núcleo. Agregarlas a tu entrenamiento puede ayudar a fortalecer y tonificar el cuerpo superior

¿Cómo hacer flexiones elevadas?

Las flexiones elevadas son un ejercicio excelente para fortalecer los músculos del pecho, los hombros y los tríceps. ¡Aprender a hacer flexiones elevadas puede ser más fácil de lo que piensas!

Primero, asegúrate de tener un banco o una caja robusta para apoyarte. Coloca tus manos en el borde del banco o la caja, asegurándote de que estén directamente debajo de tus hombros. Mantén tus pies juntos y estira tus piernas hacia atrás en una posición de plancha.

Al bajar, mantén los codos cerca de tu cuerpo y flexiona los brazos hasta que tu pecho toque el banco o la caja. Mantén la cabeza en línea recta con tu cuerpo en todo momento para evitar lesiones en el cuello.

Ahora es el momento de empujar de nuevo en la posición inicial, pero aquí es donde las flexiones elevadas difieren de las flexiones normales. En lugar de simplemente enderezar los brazos, utiliza la fuerza de tus tríceps para empujar tu cuerpo hacia arriba hasta que tus manos estén por encima del nivel de tus hombros.

Haz varias repeticiones mientras te aseguras de que tus codos estén ligeramente flexionados cuando alcances la posición elevada. Esto evitará la tensión innecesaria en tus ligamentos de los codos.

Las flexiones elevadas pueden ser un poco más difíciles que las flexiones regulares, pero son muy efectivas para fortalecer los músculos de la parte superior del cuerpo. Ahora que sabes cómo hacerlas, inténtalo y verás una gran mejora en tu fuerza y ​​forma física en poco tiempo.

¿Qué flexiones trabajan más los hombros?

Hacer flexiones es una excelente forma de fortalecer los músculos de los brazos, los hombros y el pecho. Pero, ¿sabes qué tipo de flexiones trabajan más los hombros?

En general, todas las flexiones trabajan los hombros. Sin embargo, existen algunas variantes que ponen más énfasis en esta zona del cuerpo. Las flexiones en diamante, por ejemplo, son una de las variaciones más efectivas para el entrenamiento de hombros. Este tipo de flexiones se realizan con las manos juntas en forma de diamante, es decir, tocando las yemas de los dedos entre sí. Al apoyar las manos de esta manera, se fuerza a los hombros a trabajar más.

Otra variante que trabaja especialmente los hombros son las flexiones militares o push-ups militares. Este tipo de flexión se diferencia de las clásicas en que se realiza con las manos colocadas más hacia fuera, en línea con los hombros. Esta posición obliga a los músculos de los hombros a trabajar más para mantener el cuerpo en el aire.

Por último, las flexiones con apoyo elevado también son una buena opción para trabajar los hombros. Estas flexiones se realizan con las manos apoyadas sobre una superficie elevada, como una caja o un banco. Al subir el cuerpo desde una altura mayor, los hombros tienen que trabajar más fuerte para levantar el peso del cuerpo.

En resumen, si quieres enfocarte en el entrenamiento de los hombros, te recomendamos probar con flexiones en diamante, push-ups militares y flexiones con apoyo elevado. ¡Verás que estos ejercicios realmente trabajan esa zona del cuerpo!

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness? Accede a 606 vídeos desde el primer momento, sin permanencia ni períodos mínimos, nuevo contenido cada semana, tú eliges la duración, intensidad y dificultad. Descubre nuestro gimnasio online.

¿Qué trabaja cada tipo de flexiones?

Las flexiones son uno de los ejercicios más populares y efectivos para fortalecer el pecho, los hombros, el tríceps y el tronco. Sin embargo, cada tipo de flexión trabaja diferentes grupos musculares de una manera específica.

Las flexiones estándar trabajan principalmente el pecho y los tríceps, pero también involucran los músculos de los hombros y el core. Además, al hacer flexiones estándar, se activa el músculo serrato anterior, que es responsable de mantener los omóplatos en una posición estable.

Las flexiones diamante implican colocar las manos juntas en forma de diamante en el suelo, para trabajar más intensamente los músculos del tríceps y de la parte interior del pecho. Este tipo de flexión es especialmente útil para aquellos que quieren desarrollar tríceps más fuertes.

Las flexiones de brazos extendidos son una variante de las flexiones estándar en las que las manos se colocan más ampliamente que el ancho de los hombros. Esto exige más trabajo de los músculos deltoides y del tronco, haciendo que sea un ejercicio perfecto para aquellos que buscan tonificar esos músculos.

Las flexiones en plancha de yoga son un tipo de flexiones que se hacen con los brazos extendidos, los tobillos juntos y la cabeza alineada con la columna. Este tipo de flexión trabaja los músculos del core y demanda mucha fuerza en los hombros, el pecho y los tríceps.

Las flexiones de pino son una variante extrema que se hacen con la cabeza hacia abajo y los pies apoyados contra una pared. Este tipo de flexión es muy exigente y está específicamente diseñado para desarrollar la fuerza de los hombros y los tríceps, lo que los hacen ideales para aquellos que buscan un gran desafío.

En conclusión, cada tipo de flexión trabaja diferentes grupos musculares y, por lo tanto, es importante experimentar con cada uno de ellos para lograr un entrenamiento completo y eficaz. La clave es ir variando los ejercicios a medida que se progresa en la fuerza y el rendimiento.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 606 vídeos desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad y dificultad.

PROBAR GRATIS

¿Qué te vas a encontrar dentro?

Vídeos de Baile Fitness
Vídeos de Pilates
Vídeos de Step
Vídeos de Total Body
Vídeos de Yoga
Vídeos de alimentacion
Clases de baile

Ponte en forma a tu ritmo y desde casa

PROBAR GRATIS