La música importa cuando se trata de fortalecer el entrenamiento

Workout musicLos deportistas con cascos son una vista común en el gimnasio o antes de los eventos deportivos. ¿Recuerdas las Olimpiadas de Londres? Viendo a tantos atletas con los cascos insertados mientras esperaban su momento, ¿no querías saber qué música latía en sus cuerpos para llevarlos "a la zona"?

Está bien documentado que la música tiene el poder de cambiar la forma en que piensas, sientes y te mueves y, por lo tanto, juega un papel importante en la mayoría de las formas de ejercicio.

Cuando se trata de entrenamiento de fuerza, escuchar música que bombea adrenalina definitivamente puede ser una gran fuerza motivadora. Apuesto a que puedes pensar en un par de veces cuando algunas buenas canciones te animaron a trabajar un poco más duro y a aumentar intensidad o a realizar una serie más para llevar tu entrenamiento al máximo!

Por ejemplo se sabe el caso de cuando los investigadores de la Universidad Estatal de California, Fullerton, pidieron a 20 chicos que escucharan su música favorita mientras hacían saltos en cuclillas en el gimnasio, vieron que las pesonas con música saltaban más rápido y con mayor fuerza que los que hacían ejercicio en silencio. 

Y lo que es más importante, la música reduce la fatiga. Una gran canción tiene la habilidad de distraer tu mente y ayudarte a continuar tu rutina por períodos de tiempo más largos. Reduce el aburrimiento y mantiene tu cerebro alerta y concentrado.

Otro de los beneficios de la música son sus propiedades para mejorar el estado de ánimo. Si has creado una gran lista de reproducción, normalmente has elegido canciones con letras que te inspiran o un ritmo que tiene una gran línea de bajo. Las melodías evitan que tu mente se centre en pensamientos negativos o en la derrota.

La música también promueve una mejor coordinación motora, lo que puede aumentar la intensidad de su entrenamiento. Un buen ritmo puede ayudarle a mantener patrones de movimiento continuo. Creo que la velocidad ideal es entre 120-140 latidos por minuto. Cuando levante pesas, no querrá que su música sea tan lenta que le desmotive, pero no querrá música súper rápida que le haga sentir apurado o ansioso.

En general, tomarse el tiempo para diseñar una lista de reproducción es una buena idea si quieres motivarte para durar más tiempo en el gimnasio y también entrenar más y mejor.

Me encantan las melodías pop y las remezclas de baile, pero deberías prestar mucha atención al tipo de música que te da un subidón de adrenalina o te pone en un estado mental motivado. Servicios como iTunes y Spotify facilitan la creación de listas de reproducción y su descarga en tu iPod.

Así que si quieres sentir tu sangre bombeando mientras ejercitas tus músculos, elige tus canciones favoritas. Con el tempo correcto para ayudar a su rendimiento en levantamiento de pesas, usted se asegurará de obtener los mejores resultados de sus esfuerzos.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 145 sesiones y 24 clases desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad, dificultad y estilo de baile.

Ponte en forma y aprende a tu ritmo todos los estilos de baile

PROBAR GRATIS

Noticias relacionadas