Bajar 50 kilos y ayudar a otros a hacer lo mismo

Ryan Vivar

Hoy os presentamos un caso real que nos ha impactado realmente.

Se trata de Ryan Vivar, que a principios de los 2000, consiguió sus objetivos y llego a ser entrenador personal certificado por la ACE al conseguir perder casi 50 kilos.

Ryan creció en un pueblo pequeño y luchó con el exceso de peso toda su vida. Nos comparte su historia de cómo superó la obesidad y posteriormente ganó una carrera más satisfactoria de lo que jamás podría haber imaginado.

¿Siempre has luchado con tu peso?

Sí, siempre he luchado con mi peso. Yo era gordito de pequeño y obeso durante toda mi infancia y adolescencia. Llegue a pesar 140 kilos!!

¿En qué momento decidiste que las cosas debían cambiar en tu vida?

Tenía 17 años y estaba en una encrucijada. Estaba cansado de que se burlaran de mí y de que nunca llegara a experimentar lo que otras personas a mi alrededor estaban experimentando. En ese momento, ni siquiera quería ir a la universidad por la forma en que me veía y me sentía, y me di cuenta de que era un gran problema. ¿Podría la forma en que me veía realmente impedirme obtener mi educación y tener una carrera? Sabía que algo tenía que cambiar porque la vida después de la escuela secundaria sería muy diferente.

¿Qué hábitos no saludables tenías cuando estabas en tu peso más alto?

Crecí en un pequeño pueblo de alrededor de 900 personas y era bastante común parar en la gasolinera local todos los días después de la escuela y hacer una redada en los bolsillos de pizza frita y burritos. Comer en exceso hasta el punto de sentirme enfermo, era la norma para mí.

¿Qué pasos tomaste para empezar a hacer cambios más saludables? ¿Cómo afectaron estos cambios positivos a su peso?

Hacer un cambio nunca es fácil, especialmente cuando no hay un buen ejemplo. La manera en que empecé a hacer cambios fue educándome sobre un estilo de vida saludable y siendo más activo físicamente.

Lo primero que hice fue deshacerme de la comida frita. En cuanto a la actividad, crecí en una vida que algunos considerarían el nivel de pobreza, así que para mí era imposible ir a un gimnasio. Empecé a usar el campo de fútbol de la escuela secundaria como pista, que era básicamente un pasto. Le rogué a mi padre que me ayudara a comprar dos mancuernas, que todavía tengo hasta el día de hoy. Con el paso del tiempo, empecé a perder peso y a ver cambios. La consistencia era clave, pero llevó mucho tiempo. Sin embargo, me di cuenta de que hacer pequeños cambios era la respuesta para mantener el peso a largo plazo.

¿En qué momento decidiste convertirse en entrenador personal?

Después de perder peso y de transformar completamente mi vida, nunca pensé realmente en ser un entrenador. De donde yo vengo, eso realmente no era algo que se escuchara o discutiera a menudo. No fue hasta que hice un viaje a California que me di cuenta de que podía tener una carrera persiguiendo mi pasión. De hecho, ayudé a mi primer cliente, que tenía más de 70 años, a perder casi 50 kilos. Entonces supe que esta carrera sería algo especial.

¿Qué éxitos notables han tenido sus clientes desde que trabajaron contigo?

Desde que entré en el mundo del entrenamiento personal he sido capaz de ayudar a mis clientes a lograr grandes resultados. He sido bendecido al transformar la vida de las personas en todas las edades, desde los 8 hasta los 80 años de edad.

Mi cliente Sherri Gamel es uno de mis mayores éxitos. A Sherri, que tiene una fusión en la rodilla con la que ha vivido toda su vida, le dijeron que estaría en una silla de ruedas a la edad de 50 años. Después de perder 40 kilos -y contar- con mi ayuda, ahora está viviendo la vida al máximo. Ella inspira a la gente contando su historia, empodera a grupos de mujeres y ha escrito un libro. Cuando corrimos los 5 kilómetros en la Maratón Conmemorativa de Oklahoma City, muchas mandíbulas se cayeron con seguridad.

¿Qué le diría a las personas que tienen metas de pérdida de peso, pero que se sienten reticentes a trabajar con un entrenador?

Primero, les preguntaría qué piensan que es un entrenador personal y si conocen a alguien que haya trabajado con uno. Basándome en sus respuestas, les proporcionaría educación e información sobre los beneficios de trabajar con un entrenador personal certificado, y cómo puede ser potencialmente una experiencia que cambia la vida.

¿Todavía no conoces Bailonga Fitness?

Accede a 145 sesiones y 24 clases desde el primer momento.

Nuevo contenido cada semana.

Sin permanencia ni períodos mínimos.

Tú eliges la duración, intensidad, dificultad y estilo de baile.

Ponte en forma y aprende a tu ritmo todos los estilos de baile

PROBAR GRATIS

Noticias relacionadas